Sauce de gambas: consejos para plantarlo y cuidarlo

Entre los numerosos arbustos decorativos y originales que pueden apreciarse en el jardín, el sauce de gamba es, sin duda, uno de los más apreciables. Su follaje rosado en primavera da nombre a esta planta, directamente de Japón. Y cada estación tiene su propio color, puesto que las hojas se vuelven cada vez más blancas y verdes durante el verano. Fácil de mantener, el sauce de gamba merece un sitio especial en nuestros exteriores!

Adopta una gamba de sauce

Pequeña precisión antes de empezar: la gamba de sauce (Salix integra Hakuro Nishiki) no debe confundirse con la planta de gambas (Justicia Brandegeeana)! Sus nombres similares pueden hacer pensar en variedades similares, pero lo son dos plantas distintas.

En cuanto a la planta en sí, sabe que es posible obtenerla de dos formas: no injertado ni injertado en tronco. En el primer caso, el sauce tendrá una forma arbustiva ideal como cama y se mantendrá en el nivel del suelo. Si opta por la segunda opción, el tronco ofrecerá un puerto superior y estructurado en la planta (hasta 2 metros de altura).

¿Dónde y cuándo plantarlo?

El sauce de gambas puede complacerse a sí mismo tanto en tierra como en macetas. Por esta última opción, favoreceremos un sauce injertado en el tronco para un resultado elegante que llame más fácilmente la atención. Uno suelo bien drenado es suficiente, siempre que las raíces se mantengan frescas durante el verano. El mejor momento para plantar un sauce de gambas está fuera de los períodos de heladas, concretamente entre octubre y diciembre, después marzo y mayo.

Crédito: iStock / ANGHI

En cuanto a la exposición, este arbusto puede ponerse al sol en sitios que no se ven afectados por los veranos intensos. En las regiones más al sur, más bien escogeremos un sitio en el media sombra para que los rayos del sol no quemen las hojas. Además, éstos toman un tono más rosado cuando se expone a la luz solar. En cualquier caso, asegúrese de ponerlo protegida del viento.

Cuidando el sauce de gambas

Si elige una plantación en maceta o contenedor, asegúrese de elegir un formato lo suficientemente grande y perforado para siempre drenar la tierra. También se aconseja tener un mulch al pie del sauce para conservarlo lo máximo posible humedad y frescura del suelo – que también se aplica a una plantación en el suelo.

El crecimiento de este árbol es bastante rápido, y el delicado color de sus hojas -sobre todo en primavera- ¡no impide la floración del sauce de gamba! Desde flores de color rosa a rojo aparecen en primavera. Para garantizar un crecimiento ideal, también coloque una estaca al pie de una planta injertada sobre un tronco.

Es posible realizar una poda de la gamba sauce al final del invierno para refrescar las ramas. Por lo que respecta al riego, es fundamental que sea riguroso: 2-3 veces por semana durante los 2 primeros años después de la siembra.

Originally posted 2022-01-12 10:16:13.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.