Salvia: plantación, mantenimiento y cosecha

La salvia es muy conocida por su aroma y se utiliza para dar sabor a platos y tés de hierbas. La salvia también es conocida por sus muchas virtudes terapéuticas, pero también por su capacidad para ahuyentar a los parásitos en el jardín. También es una hermosa planta decorativa que fácilmente alegrará su jardín. Descubre cómo plantar, cuidar y cosechar salvia.

Resumen

  • Las características de la salvia
  • <¿Cómo se planta la salvia?

  • Mantenimiento
  • Cosecha

Las características de la salvia

La salvia es una planta aromática perenne . Trae muchos beneficios a nuestro cuerpo porque es antiséptico, estimula las hormonas y facilita la digestión. Incluso hay un dicho asociado a esta planta que toma su nombre del latín Salvator que significa salvador: «Quien tiene salvia en su jardín no necesita un médico. «

La salvia produce flores blancas, azules, rosadas o púrpuras. Es una planta que mide entre 30 y 70 centímetros.

Créditos: Pixabay MissXlendi

¿Cómo se planta la salvia?

La salvia está plantada en un suelo bien drenado y aprecia los suelos más bien pobres, incluso ligeramente calcáreos. Plántalo preferiblemente en un lugar soleado. La época ideal para la plantación es entre abril y septiembre. Esta planta se adapta a diferentes ambientes: en macetas, en el huerto o en el parterre.

Mantenimiento

A la salvia no le gustan mucho los ambientes demasiado húmedos y por lo tanto necesita un suministro de agua ligera . Asegúrate de dejar que el suelo se seque bien entre cada riego. Sin embargo, en verano o durante el tiempo caluroso, requerirá más agua. Además, se debe desherbar con regularidad y el acolchado es bienvenido a medida que se acercan las bajas temperaturas.

La cosecha

Como muchas plantas aromáticas, la salvia se cosecha según las necesidades durante todo el año. Ofrece el máximo sabor cuando se cosecha durante la primavera y el verano . La cosecha a mano es preferible cuando se observa una gran cantidad de hojas. Se pueden comer frescas o secas. Para secar las hojas, colóquelas en un lugar oscuro y manténgalas en una caja hermética. ¡Haz deliciosos tés de hierbas preparando las hojas secas en agua hirviendo!

Deja un comentario

error: Content is protected !!