¡Reciclar en el jardín con estos consejos de reciclaje!

¿Es usted un fuerte defensor de los residuos cero? ¡Mucho mejor! De ahora en adelante, cada pequeño gesto cuenta, porque el planeta se está deteriorando a simple vista. Además, es posible contribuir al esfuerzo común a través de su jardín o huerta. Estos simples consejos harán bien al medio ambiente y a tu cartera al mismo tiempo. Hacer tu propio fertilizante, cortar tus plantas, recoger cáscaras de huevo, cáscaras de plátano o posos de café son gestos simples para adoptar a diario! Aquí tienes algunos consejos para aprender a reciclar en tu jardín.

Resumen

  • 1) Cáscaras de huevo
  • 2) Albaricoques
  • 3) Haz tu propio fertilizante
  • 4) Multiplicar las plantas
  • 5) Reciclar las cáscaras de plátano
  • 6) Hacer tu propio humus

1) Cáscaras de huevo

Hay dos maneras de usar las cáscaras de huevo. La primera es sembrar sus semillas directamente en ellas. En media cáscara, añade un poco de tierra para macetas y algunas semillas de hierbas por ejemplo (el eneldo da un buen efecto). Cuando las plántulas se hayan levantado, rompa ligeramente la cáscara y vuelva a plantarla en la tierra.

También puedes reciclar las cáscaras de huevo rotas colocándolas directamente en el agujero de una futura plantación. ¡Esto se debe a que las cáscaras de huevo alimentan el suelo que alimenta a las plantas! Las cáscaras eventualmente se desintegran mientras proveen calcio y enriquecen el suelo.

2) Albaricoques

¿Sueñas con un albaricoquero en tu huerto? Guarda el más bello hueso de tus albaricoques: no debe ser dañado. Colóquelo en una olla llena de arena y déjelo germinar. Luego plantar la fosa en la tierra a partir de marzo. El siguiente otoño puedes finalmente conseguir una planta real y colocarla en el huerto. Este hueso es un futuro albaricoquero que debería producir los mismos albaricoques que has probado. También puedes probarlo con lichi.

Créditos: RitaE Pixabay

3) Hacer su propio fertilizante

Si tienes la suerte de tener pollos, sus plumas son muy efectivas en el jardín. Recoge los caídos y los elabora en el agua de lluvia. Coloca una pantalla pesada para evitar que floten en la superficie. Déjelos macerar durante dos meses a la sombra. Si floreces, obtendrás un fertilizante rico en nitrógeno y micronutrientes.

4) Multiplicar las plantas

¿Y si multiplicas las rosas que te dieron en un ramo? Simplemente corta los tallos en secciones de 10 a 15 cm y plántalos en el jardín. Agua con regularidad. ¡Las rosas que se han tomado pueden ser transplantadas en otoño en el jardín!

5) Reciclar las cáscaras de plátano

La piel del plátano es rica en fósforo y potasio. Por lo tanto, son ideales para el compostaje o como fertilizante para las rosas.

6) Haz tu propio humus

Para hacer tu propio humus, puedes reunir las hojas muertas en un rincón de tu jardín, pisotearlas, regarlas y añadir tierra entre cada capa de hojas. En la primavera, lo que sea y luego agregar esta mezcla a las plantas que necesitan nutrientes.

Deja un comentario

error: Content is protected !!