Quemador térmico de malas hierbas: ¿qué es y es ecológico?

Entre las muchas soluciones de herbicida, la herbicida térmica es una de las más ecológicas. Tiene la particularidad de funcionar, independientemente de las condiciones meteorológicas. Ciertamente, representa un coste importante de compra, pero será formidable frente a las malas hierbas que crecen por todo el jardín. Entonces, ¿está preparado para dar el paso?

Funcionamiento del quemador térmico de malas hierbas

Esta herramienta con calor muy alto llega directamente células vegetales y crea como Choque térmico. Para ello, basta con dirigirlo a las plantas a destruir durante 1 o 2 segundos.

Esté tranquilos, no verá cómo las plantas arden, pero se secarán en su sitio, hasta las raíces. En determinadas plantas, como el curandero o el diente de león, será necesario renovar el uso del herbicida después de quince días.

Elección y eficiencia

Hay muchas desherbadoras térmicas que pueden funcionar con gas, pero también con electricidad. Los de gas funciona con butano o propano y un bote se puede utilizar entre 3 y 6 horas. Los precios de este tipo de herbicidas oscilan entre los cuarenta y cien euros.

En cuanto a los modelos eléctrica, envían aire caliente por encima de los 600 °C. La principal desventaja en comparación con el gas es la necesidad de que haya una toma de corriente cerca del jardín. Los precios rondan los 50-100€.

Añadimos que estas desherbadoras térmicas no contaminará el suelo a diferencia de los pesticidas y que estas herramientas no son sensibles a la intemperie. Por tanto, se pueden utilizar en cualquier época del año. La herbicida térmica es cada vez más utilizada por los jardineros ecológicos.

Todavía debe cuidar el riesgo de incendio y no utilizarlo durante los períodos de calor. Esta herramienta es especialmente útil para los brotes de malas hierbas jóvenes que son difíciles de eliminar, especialmente en caminos empedrados donde crece la hierba entre cada losa.

El inconveniente es la falta de precisión, porque la boquilla que tiene un radio de unos 3-5 cm secará todo lo que encuentre a su paso. Por tanto, se debe evitar en una cama, un jardín de flores o un huerto.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.