Petunia: plantación, siembra, cultivo y mantenimiento

La petunia es una hermosa flor que se puede ver ya en primavera. Su período de floración es particularmente largo y dura hasta el otoño. Ofrece una amplia gama de colores: rosa, blanco, púrpura y rojo. Es la flor perfecta para decorar sus parterres o jardineras para la temporada de verano. Para la gente que no tiene jardín, las petunias sabrán vestir (y sublimar) su balcón o las macetas que cuelgan de las ventanas. Además, el mantenimiento de la petunia es muy fácil, podrás aprovechar fácilmente sus brillantes colores y su abundante floración. Descubre los secretos del cuidado de la petunia.

1) Siembra y plantación de Petunia

Sembrando :

La siembra puede realizarse a partir de febrero en el interior, en cubos y a cubierto. Llena tus cubos con tierra para macetas y coloca las semillas. No los entierre, sino que sólo los presione bien contra el suelo, sólo una fina capa de tierra debe apenas cubrirlos. Regar ligeramente para mantener el suelo húmedo. Espere hasta finales de mayo (después de las heladas) para replantar las plantas jóvenes en el suelo o en una maceta. Debe haber al menos 20 cm de espacio entre cada planta.

Plantación:

Las petunias se plantan en el suelo a partir de abril o mayo, dependiendo de la región. Es esencial que se evite el riesgo de heladas. Mezcla la tierra del jardín con tierra para macetas y riega generosamente. Para una plantación en maceta o en jardinera, no olvide colocar bolas de arcilla o grava en el fondo para el drenaje y para evitar la putrefacción de las raíces. Mojar los terrones antes de plantar. Empaquen la tierra y el agua de las macetas generosamente. ¡Piensa en las petunias que caen por tus suspensiones! Se recomienda comprar plantas en tazas para los jardineros principiantes.

2) ¿Cómo cuidar la petunia?

Exposición:

La petunia debe estar expuesta a pleno sol o a la semisombra en las zonas más calientes. Si es posible, protege tus petunias de los vientos fuertes. La petunia aprecia los suelos ricos, ligeros y bien drenados con un pH neutro.

Riego:

El primer riego después de la plantación debe ser generoso. La petunia es una planta que ama el agua. Necesitará entonces un riego regular pero moderado para evitar que las raíces se ahoguen. Favorecer el riego por la noche para mantener la humedad y evitar la evaporación durante los períodos de calor intenso.

Durante su período de crecimiento (junio a octubre), traiga fertilizante para las plantas con flores una vez por semana.

Créditos: Belikart iStock

Tamaño:

En realidad, la petunia no necesita ningún mantenimiento aparte del riego regular. Por lo tanto, la poda no es necesaria. Todavía puedes quitar las flores marchitas sobre la marcha para una mejor recuperación.

Enfermedades:

En invierno, protege a tus petunias con un vellón de invierno o llévalas a casa para que se refugien.

Las petunias son resistentes a la mayoría de las enfermedades, pero a menudo son presa de las babosas y los áfidos, ¡así que toma medidas preventivas!

Deja un comentario

error: Content is protected !!