Nematodos: ¿pestes de insectos o ayudantes de jardinería?

Los nematodos son gusanos microscópicos muy pequeños (entre 0,5 y 3 mm). Hay más de 27000 especies diferentes. Algunos jardineros te dirán que los nematodos en el jardín sería lo peor que les podría pasar. Otros, por el contrario, le dirán que es una gran ventaja para su huerto. Esto es normal, porque algunas especies tienden a destruir el jardín mientras que otras son valiosos aliados para el jardinero. De hecho, los nematodos viven bajo tierra y por lo tanto pueden ser tanto formidables plagas como excelentes ayudantes.

El caso de los nematodos destructivos

Los nematodos que destruyen las plantas se las comen por las raíces. De hecho, son muy aficionados a las raíces de tomate y a las plantas de patata. Después de su paso, los tallos se secan , seguidos de las hojas. Para controlar esta plaga de manera efectiva, se puede ir a las plantas nematicidas que producen un químico que retarda el crecimiento del gusano. Una de estas sustancias químicas es la caléndula . Siéntete libre de plantar un poco alrededor de las plantas de tomate para protegerlas. tagetes el estiércol también es efectivo. Una mezcla de 1 kg de planta y 10 litros de agua debe ser fermentada durante una semana. Después, sólo hay que regar las plantas con el preparado fermentado.

Créditos: Miyuki-3 iStock

Caso de los nematodos auxiliares

Los nematodos también son aliados en el jardín. De hecho, tienen un papel como descomponedores subterráneos . Tienen la capacidad de transformar la materia orgánica del suelo en suelo negro, también llamado humus . Además, durante la digestión de estos materiales orgánicos, liberan nitrógeno de que es beneficioso para el crecimiento de las plantas. Fuera del jardín, también se encuentran en el abono donde participan en la descomposición de los alimentos.

Algunas plagas también pueden ser controladas añadiendo nematodos al jardín. Los nematodos se utilizan a menudo en los jardines orgánicos . Un preparado a base de nematodos parásitos, Phasmarhabditis hermaphrodita, puede utilizarse como tratamiento para las babosas y los caracoles, pero también para la rozadura. Sin embargo, la introducción en el jardín debe hacerse con cuidado. Estas técnicas son, en efecto, bastante complejas y requieren un buen manejo de los nematodos. Estas técnicas también son más caras que las técnicas más tradicionales.

A partir de entonces, es imprescindible una buena rotación de cultivos para evitar problemas de nematodos y evitar el desbordamiento de la humedad durante un largo período de tiempo.

Deja un comentario

error: Content is protected !!