Murta: sembrar, plantar, cultivar y cuidar

El mirto común es un arbusto que florece en verano y revela frutos bastante decorativos. Desprende un olor agradable durante todo el año. Su forma arbustiva embellece el jardín y sus flores blancas se mantienen en su sitio hasta finales de verano. Descubra cómo cultivar mirto.

¿Dónde, cuándo y cómo hacer crecer el mirto?

Myrtle no es realmente resistente. Por tanto, es mejor sembrarlo en otoño para que la germinación empiece a la primavera. Sin embargo, es posible plantar en primavera, pero el riego en este caso debería ser más regular.

Elija un buen sitio soleado para que el mirto pueda desarrollar sus frutos. El suelo debe ser preferiblemente seco, fértil, bien drenado y fresco. Este arbusto duele humedad y piedra caliza. Si no lo puedes evitar, sea cual sea el suelo de tu jardín, sólo tiene que serlo no retiene agua y que no sea caliza. Para los sujetos en contenedor, lleve tierra para macetas.

Atención, el arbusto no soporta el viento fresco, asegúrese de colocarlo resguardado contra una pared por ejemplo. El viento corre el riesgo de secar los extremos de sus ramas. El hielo tampoco es su amigo (en realidad no soporta temperaturas negativas).

Crédito: zinzii / iStock

La entrevista

Myrtle no requiere mucho mantenimiento. Es especialmente importante asegurarse riego regular en los primeros meses de su vida para favorecer la recuperación. El agua debe dosificarse con moderación con el riesgo de ver las raíces podridas.

El cortar no es necesario, pero puedes darle a figura bonita si lo desea. En este caso, proceda a finales de invierno, alrededor de febrero-marzo.

Su crecimiento es bastante rápido en los primeros meses, después se vuelve mucho más lento.

El mirto es bastante resistente a las enfermedades del jardín y no tiene enemigos conocidos en términos de parásitos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.