Higuera: ¿cómo podar este árbol frutal en invierno?

La higuera es un árbol resistente que puede soportar temperaturas negativas de hasta -15 °C. Es mejor plantar de octubre a abril. Aunque soporta muy bien el frío, necesita mucho sol para desarrollarse. En España, preferimos las higueras autofértiles para un mejor rendimiento. Temiendo los vientos fríos y violentos, todavía deberá protegerse durante este período invernal con un buen manto. La higuera produce flores y frutos varias veces el mismo año. Para evitar su agotamiento, es imprescindible mantenerlo bien y la poda es uno de los trabajos más importantes para el bienestar del árbol. Descubra cómo podar correctamente este árbol frutal en invierno.

¿Qué debes saber antes de podar la higuera?

Antes de podar la higuera, asegúrese de que está bien equipado. Para este trabajo de tamaño, necesitará una sierra de podar, unas tijeras de podar y un producto curativo de árboles. El objetivo es elimina las ramas más antiguas de la higuera para permitirle un mejor desarrollo para las futuras ramas. Y más concretamente, la poda de invierno permite una mejor fructificación a partir de finales de la próxima primavera. Para las higueras jóvenes, se recomienda la poda a principios de primavera. Será necesario pellizcar ramitas jóvenes, es decir cortar el extremo de los brotes con la uña.

Para que la higuera siga siendo productiva y sana, será necesario realizar la poda de rejuvenecimiento cada 20 o 30 años.

Créditos: Angeleses / Pixabay

¿Cómo podar la higuera en invierno?

Después del verano llegan los higos higos de otoño. El momento idóneo para realizar la poda para potenciar la siguiente producción de fruta, esto después de cosechar todos los higos de otoño. Habrá que sacar las ramas más viejas que han traído higos lo más cerca posible de la cepa.

Para llevar a cabo esta poda se utiliza la cizalla para las ramas más pequeñas y la sierra de poda para las más grandes. También poda el ramitas malformadas o enfermaspero también los que crecen demasiado hacia fuera o demasiado hacia dentro del arbusto.

Los árboles más viejos tienden a ser más delgados en la base, así que recuerde rejuvenecer y cortar la mayoría de las ramas hasta el nivel del suelo para promover el desarrollo tallos nuevos en la base de la higuera.

En cada talla, aplique un producto curación así como en la base del tronco. Evitará enfermedades e instalación de plagas.

Fuentes: Rustica, Meillandrichardier

Artículos relacionados:

Árbol de miel: ¿cómo cultivar el árbol de las abejas?

Curl de hoja de melocotón: ¿cómo hacer frente a esta enfermedad devastadora?

Rosas: ¿cómo y cuándo podarlas según su variedad?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *