Gratinado con calabacín y queso de cabra

¿Te estás ahogando en calabacines? Es normal, es temporada de cosecha! Aquí hay una receta clásica, pero igual de sabrosa y cremosa: gratinado de calabacín. Fácil, rápido y efectivo, el gratinado de calabacín es un plato gourmet para disfrutar con toda la familia. Por originalidad, está aromatizado con una pizca de nuez moscada y un buen trozo de queso de cabra. Esta delicadeza para las papilas gustativas es ideal para hacer que los niños coman esta verdura. Haga una porción doble y congele parte de ella, le ahorrará tiempo. ¡Aquí está la receta para el gratinado de calabacín y queso de cabra!

Ingredientes:

Para 2 a 4 personas

  • 2 calabacines grandes
  • 12 tronco de cabra
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de queso gruyere rallado
  • 1 huevo
  • 10 cl de crema espesa
  • Sal, pimienta
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva

Los pasos:

1) Comienza lavando los calabacines y luego córtalos en rodajas no muy gruesas. Entonces fríelos en aceite de oliva durante unos diez minutos hasta que estén tiernos. Revuelva de vez en cuando y déjelo para más tarde.

Créditos: Merpics iStock

2) Cortar finamente el ajo.

3) Tomar el culo de una gallina y batir el huevo y la crema espesa hasta que esté suave. Añade sal, pimienta, ajo picado y nuez moscada. Mezclar de nuevo.

4) Escurrir los calabacines tiernos del exceso de aceite y agua. Coloca las rebanadas en un plato gratinado.

5) Vierta la preparación de la crema sobre los calabacines, asegurándose de darles un poco de batido de antemano.

6) Corta tu mitad de tronco de cabra en rodajas y arréglalas en el plato encima de los calabacines. Añade tu puñado de queso rallado encima.

7) Añade un chorrito de aceite de oliva sobre el queso rallado y hornea a 180°C durante 30 minutos (o un poco más, el flan debe haber fraguado)

Sáquelo del horno y déjelo enfriar unos minutos antes de servirlo. ¡Este plato se puede comer solo o como acompañamiento!

Créditos: Azurita iStock

Deja un comentario

error: Content is protected !!