Cúrcuma en maceta: cómo plantar, cultivar y cosechar cúrcuma

¿Sueñas con cultivar tus propias especies? Entonces, ¿qué tal empezar una plantación de cúrcuma (también llamada azafrán indio)? Esta planta con poderes antisépticos y miles de beneficios es perfectamente cultivable en maceta. Ya sea en el jardín o en el balcón, la cúrcuma crece muy bien para el jardinero que eres. ¡Poseer tu propia cúrcuma es un gran lujo al alcance de todos! Su cultura requiere algo de paciencia, pero sigue siendo muy sencillo de conseguir. Siga esta guía paso a paso para aprender a plantar, cultivar y cosechar cúrcuma.

1) ¿Cuándo y dónde plantar la cúrcuma?

La cúrcuma puede plantarse entre febrero y mayo. Más bien resistente, la especie puede soportar temperaturas negativas de hasta -15 °C. En maceta, necesitará un suelo de plantación de calidad especial. La luz es esencial aunque sea indirecta. Por último, no se olvide de escurrir bien el sustrato.

2) ¿Cómo plantar la cúrcuma?

Primero, tendrá que conseguir algunos rizomas sanos. Los encontrará en la mayoría de tiendas ecológicas.

  • Coloque sus rizomas sanos en una taza con una cantidad muy pequeña de agua. Coloque el plato cerca de una fuente de calor.
  • Vigile con atención, porque el agua no debe faltar, pero tampoco demasiado, porque la podredumbre se puede producir muy rápidamente. Mantener la temperatura a 20 °C.
  • Deje los rizomas en esta posición durante unos días hasta que aparezcan las raíces.
  • Elija una olla con un agujero en el fondo. Añada bolas de arcilla para el drenaje en la parte inferior.
  • Llene la maceta con tierra de plantación y plante la cúrcuma cuyos brotes ya han llegado a unos centímetros.
  • Riega regularmente, pero no se exceda!

3) El mantenimiento de las plantas de cúrcuma

Cuando aparezcan los brotes reales, ponlo todo en una olla más grande (o incluso en el jardín a partir de mediados de mayo). Durante su período de reposo (entre octubre y diciembre), el mínimo exceso de agua, incluso mínimo, hará que la planta se pudra. En este caso, es mejor sacar el rizoma y mantenerlo seco, después plantarlo al año siguiente directamente en el jardín.

Desde la primavera hasta finales de verano, riega con regularidad, pero con mucha moderación. El test debe ponerse en la sombra parcial. El cuidado debe ser regular, puesto que a la menor interrupción del crecimiento, la especie morirá.

4) Recogida de cúrcuma

Recogerá la cúrcuma en otoño. Puede mantenerlo durante varios meses enteros. Sólo asegúrese de mantener los cultivos secos, protegidos del aire y la luz. Todo lo que tienes que hacer es tachar tu cúrcuma para disfrutar de unos deliciosos platos perfumados. ¡La cúrcuma también puede florecer!

Créditos: BARBARA808 / Pixabay

Fuente

Artículos relacionados:

Insomnio: 6 plantas para dormirse de forma natural y fácil

Entonces de chía: un aliado para adelgazar ya conocido por los mayas

Canela: 7 beneficios y virtudes para la salud

Deja un comentario

error: Content is protected !!