Col china: cultivo, consejos de mantenimiento y cosecha

La col china está cada vez más presente en nuestros platos. Gracias a su sabor delicado y crujiente, ha seducido a más de uno. Esta colector frondosa encontrará su lugar perfectamente en su huerto. Se puede cocinar y comer de diferentes formas, ya sea en ensalada, cocida o incluso en la sartén. Su cultura no es tan difícil si conoces los pocos gestos a aplicar. Descubra cómo cultivar col china.

¿Cuándo y cómo cultivar col china?

La col china se siembra durante el período estival. El suelo escogido debe ser suelto. Las plántulas deben enterrarse a unos 1 cm y separadas entre 30 y 40 centímetros. Durante los días de más calor, será necesario cubrir las plántulas con un velo de sombra que los proteja. Asegúrese de mantener el suelo ligeramente húmedo en todo momento. Una vez que las primeras plantas ofrezcan sus primeras hojas, será el momento de proceder a un aclarado. Sólo deben conservarse las plántulas mejor desarrolladas.

La cosecha de la col china tiene lugar unos 2 o 3 meses después del establecimiento de las plántulas. Para saber si es el momento, haz referencia al corazón de la col: cuando tenga aproximadamente el tamaño de una manzana grande, cosecharla. Para ello, haga un corte a nivel del suelo.

Créditos: chengyuzheng / iStock

¿Cómo cuidar la col china?

Las raíces de la col china no se adentran profundamente en el suelo, por eso hay que mantener siempre la tierra un poco húmeda para evitar que se seque. Un riego sencillo, regular pero moderado con agua de lluvia es más que suficiente para preservar la humedad necesaria para la planta. Aún hay que vigilar algo: la floración temprana. De hecho, si se activa la floración, la manzana no se formará.

Enfermedades de la col china

Las principales enfermedades que afectan a la col china son las lombrices de la col y el mildiu. La primera enfermedad se encuentra en las hojas. Si se están marchitando y la col le cuesta crecer, es posible que las moscas hayan atacado sus cultivos. Entonces habrá que plantearse la creación de barreras larvarias en torno a las plantas.

La humedad es la principal causa de moho. Evite regar las hojas y recuerde a la hora de disponer las plántulas de separarlas bien para favorecer la ventilación natural.

En caso de ataque de pulgones, no utilice productos químicos que contaminen tanto las plantas como el suelo. Hay trucos naturales.

Artículos relacionados:

8 consejos antes de empezar su huerta

5 consejos para hacer tu huerto

Basuras verdes: ¿para qué sirve y qué especies sembrar en verano?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.