Clavel: todos los consejos de plantación y cuidado

Hay muchas variedades de claveles: especias anuales, bienales o incluso perennes. De estos últimos hablaremos, porque son los que se encuentran en los centros de jardinería, pero también en la floristería. Los claveles dulces y los claveles de roca son capaces de vivir durante varios años. Según la variedad, florecen entre mayo y septiembre. Flor simple o doble, el clavel le ofrecerá una amplia gama de colores. Descubre todos nuestros consejos de plantación y mantenimiento.

¿Dónde y cuándo plantar claveles?

Según el lugar donde vivas, los claveles se plantan en distintos momentos. Será en primavera para las regiones más frías, mientras que para las regiones más cálidas, será en otoño. En maceta, se plantan, pues, entre mayo y septiembre en el jardín. Requieren un suelo bien drenado y algo rico y deben ponerse a pleno sol.

¿Cómo plantar claveles?

  • Elija una parcela bien expuesta al sol.
  • Cavar la tierra para eliminar piedras y malas hierbas.
  • Para mejorar el drenaje (sobre todo en suelos pesados), incorpore grava o arena.
  • Sumerge los cubos en un depósito lleno de agua para humedecer los terrones antes de plantar.
  • Cavar un agujero el doble del volumen del cubo (unos 20 cm en todas direcciones).
  • Lleva abono de flores en caso de suelo muy pobre.
  • Coloque la bola de raíz en medio del agujero y asegúrese de que la parte superior coincida con el nivel del suelo.
  • Llene el agujero con el resto del suelo.
  • Tape suavemente y riega abundantemente.

También es posible plantar los claveles maceta o en jardineras añadiendo una mezcla de tierra vegetal, compuesto y arena gruesa.

Créditos: jackmac34 / Pixabay

¿Cómo cuidar los claveles?

Los ojales no requieren mucho mantenimiento una vez instalados correctamente. agua al principio para fomentar el arraigo, después moderadamente. Es necesario regarlos sobre todo en época de sequía.

Por estimular las flores, es absolutamente necesario para borrar mientras se desvanecen los tallos de las flores. Para algunas variedades (florista o mignardise), puede ser necesario tutor los tallos que a veces se doblan bajo el peso de las flores.

Los ojales son ideales por dentro jardines de rocas o paredes floridas. Éstas son flores a la vez decorativa y robusta puesto que no temen ninguna enfermedad ni ataque de parásitos.

Fuente

Artículos relacionados:

Hibisco: consejos, mantenimiento, trasplante y floración

Arbustos originales: 10 arbustos con frutos decorativos para un jardín colorido

Arum blanco: cómo plantar, crecer y cuidar el arum blanco

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.