Aralia de Japón: ¿cómo cuidarlo?

Puede que no sea una de las plantas más populares, pero no tiene problemas para hacerse un lugar en nuestros hogares. La aralia japonesa, que se cultiva más a menudo en interiores en macetas, requiere, como todas sus hermanas, un mantenimiento preciso y cuidadoso para crecer adecuadamente. Aquí están los mejores gestos para mantenerlo.

Resumen

    li ez-toc-heading-level-2″>Por qué nos gusta

    <¿Interior o exterior?

  • Agua y mantenimiento de la aralia

Por qué nos gusta

Uno de los encantadores activos de la aralia japonesa es, sin duda, sus hojas brillantes . Si sus dimensiones hacen que la planta sea fácilmente reconocible, es su forma la que es más agradable. Trae de hecho un toque tropical que tiene el mérito de cambiar las palmas.

Dependiendo de si se coloca en el interior o en el exterior, la aralia podrá alcanzar una altura de 5 metros o permanecer a una altura de aproximadamente 1 metro . En cualquier caso, es una planta que crece perfectamente desde los bordes y los parterres de flores, o en una maceta para vestir un rincón de una pared en casas y apartamentos.

¿Interior o exterior?

La Aralia puede ser cultivada tanto en el interior como en el exterior , aunque es muy popular en nuestros hogares. Allí, crece menos en términos de tamaño, pero crece sin problemas. Tenga cuidado de no calentar demasiado en invierno, ya que su temperatura ideal es de alrededor de 18°C .

Créditos: Cynthia Shirk iStock

Si prefieres tenerlo al aire libre, elige un lugar protegido del viento y del sol . Colocar un mantillo al pie de esta planta será muy útil para mantener el suelo fresco y propicio para su crecimiento. La plantación es preferible a la primavera .

Riego y mantenimiento de la aralia

La aralia japonesa no requiere un mantenimiento anual de tipo poda. Por otra parte, el replanteo es bastante factible una vez al año.

Tanto en el interior como en el exterior, la aralia requiere un riego relativamente alto en comparación con otras plantas. En el primer caso, una o dos veces por semana es ideal para apoyar su crecimiento. En verano, rocíe sus hojas y asegúrese siempre de que su suelo esté húmedo. Desempolvar regularmente para mantener sus grandes hojas brillantes.

Y en el segundo caso, el riego frecuente en verano (al menos una vez a la semana) es esencial. Si el clima es caliente, riegue cuando el suelo esté seco a la altura de los pies. Si no quiere llevarlo adentro en invierno, ¡protéjalo bien del frío!

Deja un comentario

error: Content is protected !!