Abono natural: 6 maneras naturales de enriquecer el suelo de su jardín

Lo hemos oído una y otra vez: los fertilizantes químicos e industriales no son buenos para nuestra salud ni la de la tierra a la larga. De hecho, muchos fertilizantes comerciales pueden alimentar su planta, ¡pero no su suelo! Sin embargo, en el suelo hay vida, todo un microsistema esencial para la biodiversidad y la supervivencia de la naturaleza. Y es esa vida microbiana, descuidada por los fertilizantes sintéticos, la que nutre la tierra y le permite mantenerse fértil. La solución sería optar por los abonos naturales. También se encuentran en todas partes en casa, de forma natural y gratuita! Con todas estas ventajas, ¿por qué pensar más? Para ayudarle en su proceso, aquí tiene una lista de 6 enmiendas naturales para hacer en el suelo de su jardín.

Compuesto

Ahora que ya has cogido el hábito de clasificar tus residuos orgánicos, ¡tu compuesto puede ser útil! El compost te permite reutilizar tus residuos y no cuesta nada. El marco de café, las cáscaras de huevo, las cáscaras de verduras o frutas, el agua de cocción (si el compost está en el jardín) o incluso las tapas de zanahoria son alimentos que contienen nutrientes para la tierra.

De hecho, si encontramos calcio en las cáscaras de huevo, otros alimentos de esta lista de residuos orgánicos contienen nitrógeno, potasio o fósforo que nutrirán su suelo! Estos nutrientes le permitirán crecer plantas bonitas y sanas. Piense en añadir residuos de siega, estiércol vegetal, aserrín, etc. en su compost.

Crédito: piotr_malczyk / iStock

Basuras verdes

Los abonos verdes son plantas que nutren, protegen y mejoran la calidad del suelo. Los cultivamos, pero no los cosechamos. Estas plantas proporcionan los nutrientes que necesitan las plantas que necesitan especialmente como las plantas de tomate. Así pues, ¡no dude en plantar mostaza, tréboles o incluso facelia para regenerar su tierra entre dos cultivos!

Mantos

El mulching de la tierra ofrece muchas ventajas. ¡El mulch no sólo sirve para proteger las raíces de las plantas del frío durante el invierno, sino que también mantiene el suelo fresco durante el verano evitando que el agua se evapore! Los mantos también impiden que las malas hierbas crezcan y alimentan el suelo al mismo tiempo. Es al descomponerse con el tiempo que aportan todos sus nutrientes al suelo. Encuentre la lista de componentes para utilizar para su mulch aquí.

Jardín de virutas de mulch mulch
Crédito: SbytovaMN / iStock

estiércol

Cuando pensamos en fertilizantes, lo primero que suele venir a la cabeza es el estiércol. Esta enmienda es rica en nitrógeno y carbono. Fácil de encontrar, basta con ir al campesino local que estará encantado de deshacerse de ellos. La basura ayuda a aflojar el suelo. Puede integrarlo tal cual o mezclarlo con su compost.

Abonos orgánicos

Ortigas, diente de león, colas de caballo o consudos: ¡no faltan abonos orgánicos! ¡No sólo el estiércol líquido nutre su suelo, sino que también es activo formidable en la lucha contra las plagas del jardín! La receta de estiércol líquido es sencilla: 1 kg de hierbas recién cortadas por 10 L de agua. Por supuesto, hay fertilizantes de origen animal como cuerno triturado, sangre seca o guano que favorecen el crecimiento de frutos y flores.

estiércol de ortiga
Crédito: robertprzybysz / iStock

Originally posted 2022-01-12 01:26:31.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.